Tip 2: Invierte en su entrenamiento

Las clases para las mascotas benefician al dueño antes que a nadie, pues le otorgan el control tanto para situaciones básicas, como soltar algo que tenga en la boca que no deba masticar, o quedarse tranquilo, o incluso en ocasiones que se presenten.

También es bueno para la socialización de las mascotas, con otras personas, con niños o con otros animales. Mira este enternecedor ejemplo, donde un perro ayuda a un cachorro a bajar las escaleras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *