La mandíbula del cocodrilo 🐊

DE LOS animales que existen hoy día, el cocodrilo tiene la mordida más potente. Por ejemplo, el cocodrilo de agua salada, que vive en Australia, tiene una mordida tres veces más fuerte que la del león o la del tigre. Y sin embargo, la mandíbula de estos reptiles es sumamente sensible al tacto, incluso más que la yema de nuestros dedos. ¿Cómo es posible, si su piel es dura como una armadura?

La mandíbula del cocodrilo tiene miles de órganos sensoriales. Después de realizar un estudio, el investigador Duncan Leitch explicó que cada una de las terminaciones nerviosas pasan a través de un agujero en el cráneo. Este diseño protege los nervios que hay en la mandíbula. La sensibilidad en algunas partes de la boca es tal que los instrumentos hoy disponibles no la pueden medir. Los científicos creen que los cocodrilos usan estos órganos para distinguir alimento entre restos de plantas y otras cosas que hay en el agua. Además, gracias a esta sensibilidad, las hembras pueden llevar a sus crías en la boca sin aplastarlas. Sin duda, la mandíbula del cocodrilo es una combinación perfecta entre fuerza y delicadeza.

Escrito por Miriam de Viveros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *