Tip 3: Tómate un tiempo para revisar sus dientes

Un cuidado dental adecuado puede reducir el “aliento de perro”. Puedes ayudarte de cepillos viejos, cepillos de dedo, cepillos para la lengua, aditivos para el agua, gomas de mascar… y por supuesto visitas al veterinario para revisiones y limpiezas periódicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *